No dejes que tus dulces favoritos te afecten

Aunque hemos escuchado que el consumo desmedido de azúcar puede afectar nuestra salud y bienestar, muchas veces no sabemos cuáles son estas enfermedades, cuáles son sus riesgos y sobre todo cómo podemos evitarlas. Estos son algunos consejos que debemos tener en cuenta y ponerlos en práctica durante nuestra dieta diaria para seguir mejorando nuestro estilo de vida.

Hipoglucemia:

Aunque originalmente esta es una enfermedad que demuestra un bajo nivel de azúcar, también puede estar ligada al tratamiento contra la diabetes o personas propensas a tenerla, se debe a que su cuerpo consume rápidamente el
azúcar, pero esto también limita la cantidad de azúcares procesados que pueden consumir.

Diabetes:

Una de las enfermedades más comunes por el consumo de azúcares procesados, en exceso, como: bebidas energéticas, gaseosas, jugos enlatados y dulces con un alto nivel de azúcar en su composición. Esta es una enfermedad que va deteriorando nuestro organismo y las defensas del mismo.

Osteoporosis:

Entre las consecuencias del exceso de azúcar en nuestra dieta está esta enfermedad, que baja el nivel de calcio y magnesio de nuestros huesos aumentando su porosidad y afectando su estructura lo que lo hace más propenso a fracturas y malestares que incrementan con la edad.

Asma:

La relación entre el asma y los altos niveles de azúcar va direccionado más hacia los niños, exactamente a aquellos que tienen alergias desde temprana edad y que si tienen una ingesta de alimentos altos en grasa y azúcar con el paso del tiempo tienen gran riesgo de desarrollar asma.

Gota:

Aunque las bebidas con azúcar y jugos embotellados no son sus únicos causantes, están entre las principales cosas a evitar. Esta enfermedad es una inflamación muy dolorosa de las articulaciones por el incremento del nivel de ácido
úrico, que por lo general empieza por el dedo gordo del pie, aunque también afecta los pies, rodillas y tobillos.

Entre las recomendaciones para evitar estas enfermedades están: disminuir la cantidad de bebidas enlatadas y con azúcares artificiales que consumimos, preferir siempre la fruta, tanto es su estado normal como en diferentes recetas, no saltarse el desayuno y equilibrarlo de manera saludable con los diferentes grupos alimenticios, mantenerse hidratado continuamente, realizarse exámenes médicos periódicos y la práctica de ejercicio continuo.

Estos cambios saludables, no solo tendrán efectos positivos en tu salud sino también en la vida de aquellos que te rodean y que pueden sentir tu motivación al cambio.

Add your comment or reply. Your email address will not be published. Required fields are marked *