fbpx
Hacer ejercicio en ayunas: pros y contras

Al momento de hacer ejercicio existen diferentes criterios básicos sobre el uso de ropa deportiva, zapatos de deporte o accesorios para evitar ciertas lesiones. Pero si eres de los que prefiere hacer ejercicios bien temprano por la mañana, de seguro tienes una gran pregunta. La duda de la mayoría de las personas es que si esta es una práctica apta para todo el mundo. Lo cierto es que no. 

No todas las personas son candidatas a realizar deporte con el estómago vacío. En general es un hábito únicamente para quienes entrenan periódicamente y están  acostumbradas a hacer deporte. Es decir, si estás iniciando en el deporte o vas al gimnasio de vez en cuando, probablemente no sea algo para ti. 

Por otro lado, tampoco es recomendado para aquellos que desempeñan deporte de fuerza o resistencia, como es el caso del crossfit, halterofilia, body pump y otras clases dirigidas de este tipo. Estas son actividades de alta intensidad que necesitan que nuestro depósito de glucógeno esté lleno. 

Entonces ¿para quién está indicado hacer ejercicio en ayunas? Fundamentalmente para los ciclistas, triatletas y runners de larga distancia. Este grupo de deportistas si se beneficia de entrenar en ayunas. 

Ventajas 

  1. Quemas más grasa: Al no haber suficientes reservas de glucógeno, el metabolismo necesitará ir a otra fuente de energía que, por fortuna, serán los depósitos de grasa. Por lo tanto es una buena práctica para perder peso rápidamente. Solo que hay que tener paciencia porque los resultados nos son inmediatos. 
  2. Favorece el rendimiento: En ciertos casos hacer ejercicio en ayunas ayuda a mejorar el rendimiento. Esto aplica a las actividades de resistencia como los maratones o carreras largas. 

Contras

1.Sensación de fatiga: ciertas investigaciones dicen que lo único que se consigue es entrar en fatiga y cansancio.

2.Disminuye la masa muscular: definitivamente no hagas ejercicio con el estómago vacío si tu intención es aumentar la masa muscular. Si buscas ganar volumen, es indispensable contar con una gran fuente de carbohidratos. 

En conclusión, hacer ejercicio en ayunas es una práctica que tiene un lado bueno y malo. Está claro que para rendir al máximo, necesitas mucha energía. Así que solo analiza el tipo de ejercicio que haces y de acuerdo a eso sigue o no esta práctica.