Falsos mitos sobre la alimentación

La buena alimentación es un tema que ha generado gran interés a lo largo de la historia. Pero esto ha favorecido el desarrollo de numerosos errores y mitos sobre la alimentación que han provocado injustificadamente un cambio en el comportamiento y en los hábitos alimentarios de muchas personas.
Seguramente has escuchado algo como: “las frutas engordan”; esta es una de las muchas creencias que se mantienen a consecuencia de numerosas fuentes que carecen del más mínimo aval científico. Por este motivo, desmentiremos algunas creencias:

 


Hay alimentos buenos y malos: FALSO: No hay ningún alimento perfecto y completo, ni tampoco hay un alimento perjudicial. El conjunto y la variedad son los que determinan que exista una dieta sana y equilibrada. Lo correcto es establecer las proporciones concretas en el consumo de alimentos.
El agua engorda durante las comidas: FALSO: El agua es un nutriente acalórico, es decir, que no aporta calorías. Por tanto, no engorda. Además, el agua es una fuente importante de minerales y electrolitos y un elemento vital para mantenernos correctamente hidratados.
Hay alimentos que adelgazan: FALSO: Todo alimento aporta calorías, el principal condicionante es la ingesta de esta. Solo hay que encontrar el equilibrio entre la ingesta y el gasto energético.
La fruta después de la comida engorda: FALSO: La fruta tiene las mismas calorías, no engorda porque se tome en un determinado orden, sino porque la cantidad de calorías ingeridas supere las necesidades del individuo. Lo que sí es cierto es que la fruta tiene un alto contenido en fibra, lo que provoca una sensación de saciedad.
Los alimentos light adelgazan: FALSO: Los alimentos light son aquellos a los que se les ha reducido o eliminado alguno de sus componentes calóricos, pero eso no significa que sirvan para adelgazar.
Los productos integrales tienen menos calorías: FALSO: Suelen contener cantidades muy similares al producto no integral, lo que realmente les diferencia es que los productos integrales poseen una cantidad mayor en fibra. Un ejemplo, tanto el pan blanco como el integral aportan las mismas calorías. La ventaja radica en que la fibra mejora el tránsito intestinal y tiene un poder saciante sobre el apetito.
Saltarse una comida adelgaza: FALSO: Es un mal hábito. Los especialistas recomiendan realizar cinco comidas al día, de esta manera controlamos nuestro sistema hambre-saciedad, ya que al repartir la ingesta en varias tomas al día no llegamos a la siguiente comida con un hambre excesivo que nos haría comer de más.
Mi exceso de peso es por la retención de líquidos: FALSO: Científicamente, tanto el sobrepeso como la obesidad se caracterizan por un exceso de grasa corporal, y no de líquidos. Por eso se aconseja no usar indiscriminadamente diuréticos sin el control de un especialista, ya que puede ser perjudicial para la salud.
No le tengas miedo a los alimentos, pero si quieres hacer mejores elecciones para mantenerte saludable, lo mejor es que converses con un especialista de la salud.

Add your comment or reply. Your email address will not be published. Required fields are marked *